Arquitectura de la información

Shakai. Tena. Proyecto desarrollado en 2018

Se suele dar por sentado que la arquitectura es lo construido, los materiales que lo constituyen y sus formas “físicas”. Cada elemento constructivo tiene diversas propiedades y materiales que dependen del contexto. Cada detalle que constituye este elemento se puede representar a través de datos, información y conocimiento que finalmente se reflejará en la arquitectura construida. Creación de modelos que reflejan las características reales de edificios y ciudades, determina una materialidad virtual que representa a la Arquitectura. El mundo se está modelando digitalmente, para proponer nuevas formas y estrategias para un adecuado crecimiento de las ciudades. Las simulaciones agregan el determinante parámetro del tiempo, permitiendo evaluar la evolución, durabilidad y ciclos de vida en materiales, estrategias y diseño eficiente de energía. Todo se almacena y se trasmite en datos e información, que puestos en uso y práctica desarrollan conocimiento.

 

 

Render de propuesta para un cliente.

La Arquitectura de la Información fue usada originalmente por Richard Saul Wurman, como una consecuencia de la metáfora a la Arquitectura desarrollada en otros campos (Financiero, Económico, Informático) que han permitido generar estructuras, diseños y organización en cada ciencia. Con esta contextualización la Arquitectura edilicia se permite ver a sí misma en perspectiva. La información se proyecta en el tiempo y se crean registran ciclos de vida y comportamientos de envolventes, cubiertas y eficiencia energética. Además se pone mayor énfasis en la calidad de la información, no solo en la eficiencia y vida útil de sus materiales, sino también, en el mensaje que trasmite la solución edilicia, es decir, que la finalidad de su uso se corresponde a su forma, en la medida que trasmita éste mensaje a los usuarios finales, mejor será la calidad de la solución arquitectónica.

Extraída del libro, Introducción a Arduino.

El corpus del conocimiento arquitectónico esta constituido en gran parte por información. Su tratamiento y planificación como prácticas sustentables del conocimiento deberían replicar lo que las ciencias de la informática han demostrado. Las licencias abiertas y el modelo de código abierto han sido desarrollados en profundidad por la informática, y su calidad de producción ha sido comprobada en un sin número de proyectos. 

El diseño y la planificación arquitectónica de edificios demandan en primera instancia un trabajo, que cada vez más responde a requerimientos, que dependen en gran parte de información y conocimiento. Esto se ve apoyado por diversas posibilidades tecnológicas permiten diseñar, modelar, simular, proyectar el desarrollo de cualquier solución arquitectónica. En este sentido se puede pensar que la información desplegada en un plano es la información genética para la construcción de un edificio.